Fábrica galería/club de Arte

Los últimos días de Pompeya

Ricardo Migliorisi

Osvaldo Salerno

Más sobre el artista

Ricardo Migliorisi (1948 – 2019) nació y falleció en Asunción, Paraguay.

Fue pintor, dibujante, vestuarista, actor, escenógrafo y arquitecto paraguayo.

Estudió Artes Plásticas en el Taller de Cira Moscarda de Asunción. La experiencia vivida en el Taller Moscarda da al artista el impulso para desarrollar un sentido trasgresor que imprime luego a toda su obra.

Expuso en Fábrica Galería/Club de ARTE, anualmente desde 1981 hasta 2019. Realizó muestras individuales en Colombia, México, Perú, Brasil, Argentina, Canadá, Uruguay, Ecuador, Japón y varios países de Europa.

Sus primeras exposiciones artísticas surgieron a los dieciocho años aproximadamente.

Siguiendo sus años de formación, ganó vasta experiencia en varios países latinoamericanos desempeñándose como diseñador de vestuario de teatro y de escenografías.

En principio utilizaba el dibujo y la pintura acrílica en la mayoría de sus obras, luego fue incluyendo todo tipo de elementos a sus creaciones.

Creó la Fundación Migliorisi, institución que se dedica a colectar y promover el arte paraguayo, latinoamericano y español en Asunción.

Obras suyas se encuentran en la fundación que lleva su nombre, en el Centro de Artes Visuales – Museo del Barro y en colecciones particulares y públicas, nacionales e internacionales.

Más sobre la muestra

En 1989 Ricardo Migliorisi comienza la serie Los últimos días basada en los inquietantes murales de la Villa de los Misterios, la Villa Juliana de Pompeya. Realizadas en el período final de la República, las originales pinturas pompeyanas reflejan el espíritu refinado y ligeramente arcaizante que marcara el complejo tiempo preimperial. Migliorisi recrea el gran fresco juliano instaurando otro tiempo sobre el tiempo guardado de la Villa, metiendo de contrabando bestias y objetos foráneos en su ciclo consumado y profanando sus muros con inscripciones de turistas vandálicos. Pero, como ocurre a menudo, el artista queda atrapado en parte por el espíritu de las imágenes que niega; la decadencia se cuela en las manchas abiertas en los muros rojos y amenaza con devorar a los participantes del acto iniciático y, aunque adulterado y cambiado, aunque ironizado, el universo del mito y del rito reaparece en esta otra representación de nuevos iniciados y consagrantes que cumplen a su manera la ceremonia y el sacrificio —absurdos, necesarios— de todos los vínculos sociales. Y sobre el humor y el escarnio, sobre fragmentos y poses desteñidas, Migliorisi, una vez más, restaura y recrea un fresco de la condición humana.

Ticio Escobar

Las visitas dentro de la galería serán previo agendamiento, para ingresar o estar dentro de la zona de obras, deberán seguir el protocolo de lavado de manos, toma de temperaturas y alcohol en gel.